Cerrar
LLÁMANOS: 900 802 862

Cerrar
TE LLAMAMOS

Envíanos tu teléfono, y te llamaremos lo antes posible*.

O ESCRÍBENOS UN EMAIL

Completa el siguiente formulario y un experto de nuestro equipo atenderá tu solicitud.

Menu mobile Gesvalt | Consultoría, Valoración, Tasación Inmobiliaria Escíbenos Te llamamos
Te llamamos
ACTUALIDAD

Estaciones de servicio: fuerte demanda y atractiva rentabilidad

25 junio, 2018

Las estaciones de servicio se han convertido en una opción de negocio bastante interesante a la hora de diversificar una cartera de inversiones. Con rentabilidades que llegan a superar el 8%, este tipo de establecimiento gana músculo y reclama su espacio entre los activos alternativos.

Estaciones de servicio: fuerte demanda y atractiva rentabilidad

Las estaciones de servicio están llamando la atención del inversor. Aunque la mayoría de los inversores se decantan por activos core, de gran calidad y con rentabilidades estables (oficinas, hoteles, retail, residencial…), los activos alternativos empiezan a ganar peso entre las opciones elegidas para invertir capital. Residencias de estudiantes, instalaciones dedicadas a la salud, residencias para la tercera edad y estaciones de servicio, entre otros, están en el punto de mira de la estrategia del inversor.

Las estaciones de servicio son un sector en auge, que constituye alrededor del 2,5% del PIB en España. De acuerdo con datos de Gesvalt, supone una inversión que, con un desembolso inicial pequeño (que puede no superar los 300.000€), proporciona retornos atractivos de entre 6,5-8% estando poco sujeta a las fluctuaciones del mercado.

El número de estaciones de servicio se ha incrementado en un 8,5% durante los últimos siete años, con un ritmo superior al 2% durante los anteriores dos ejercicios. Se han inaugurado más de 300 nuevas gasolineras durante el año 2017 y al primer trimestre de 2018 alcanzan los 11.500 puntos de venta.

La facturación del sector en España alcanzó los 27.160 millones de euros, lo que supone un 10% más que el pasado año. En cuanto a volumen de carburante, los últimos datos son de 2016 y arrojaron un total de 33,03 millones de toneladas, o lo que es lo mismo, un 2,5% más que el año anterior.

Mientras el conjunto de comercio, transporte y hostelería suponen un 12% de la totalidad del PIB de nuestro país, los carburantes por sí solos aportan ya alrededor del 2,5%, lo que demuestra la buena salud del sector.

Negocio con potencial

Los activos alternativos despiertan el interés de gran número de players del sector, incluso de aquellos con perfiles más conservadores que buscan una inversión segura, con retornos atractivos y poco sujetos a las fluctuaciones del mercado. Mientras otros activos como los centros comerciales se ven más expuestos a las modificaciones en los hábitos de consumo de los hogares, las gasolineras son un tipo de inmueble imprescindible en cualquier economía puesto que cubre una necesidad básica del ser humano como son los desplazamientos.

Las estaciones de servicio son activos todavía poco explotados en España y cuentan con un gran potencial de negocio. Con la economía española creciendo a buen ritmo, el incremento sostenido de los desplazamientos y de las ventas de vehículos augura un aumento de la demanda petrolífera y de las ventas de otros productos asociados.

Inversión en estaciones de servicio

Ventajas

  • Es un mercado dinámico, competitivo y con un importante nicho de mercado, sobre todo ligado a otras explotaciones económicas.
  • Altas rentabilidades acompañadas de una baja inversión inicial, en comparación con otros activos de similares características.
  • Previsiones al alza en líneas generales. Todavía tienen mucho recorrido carreteras con gran afluencia de tráfico, zonas de las periferias de las grandes ciudades y zonas turísticas, con multitud de desplazamientos en coche.

Inconvenientes

  • El aumento de competencia generado en los últimos años puede derivar en una posible saturación a medio plazo.

¿Cuán diversificado está el mercado?

Aunque las grandes cadenas (Repsol, Cepsa, BP y Galp) continúan concentrando más de la mitad de la cuota de mercado, pierden peso en favor de las de menor tamaño. Hoy el mercado se ha diversificado y casi el 24% de los puntos de venta son ya de los llamados “no tradicionales”, entre los que se incluyen gran parte de operadores independientes y “low-cost”, que han funcionado con éxito en otros países de Europa. Tienen también mucho tirón aquellas que están asociadas a centros comerciales (alrededor de un 30% del total), puesto que los descuentos que ofrecen y la posibilidad de ahorrar tiempo en la compra las hacen muy atractivas para los usuarios.

Una legislación que simplifica las aperturas de nuevas gasolineras

El artículo 39 del Real Decreto Ley 4/2013 -que modificó en octubre pasado la Ley 34/1998 del sector de hidrocarburos-, simplificó el proceso necesario para la implantación de nuevas estaciones de servicio. Esto, unido a la menor inversión inicial necesaria en comparación con otro tipo de activos -en algunos casos puede no superar los 300.000€-, a unos gastos de mantenimiento reducidos, a las atractivas rentabilidades obtenidas y a la posibilidad de diversificar el producto, comenzó a atraer incesantemente a nuevos inversores, sobre todo extranjeros.

Distintos modelos de negocio

Existen diferentes modelos de negocio de estaciones de servicio según el tipo de propietario y gestor que posean.

El modelo de gestión condiciona el margen máximo a obtener por cada litro de combustible, oscilando entre 0,05€, en el caso de gasolineras totalmente libres.

No obstante, aunque su margen es mayor, las gasolineras libres, y especialmente aquellas desatendidas, atraen en promedio a menor número de clientes, por su pequeño reconocimiento. Sus excelentes resultados económicos, logrando EBITDA’s cercanos al 8%, se consiguen mediante la reducción, en hasta un 75%, de los costes de personal y de los gastos fijos de suministros.

En el caso de gasolineras atendidas por personal, entre un 20% y un 30% de los ingresos facturados no provienen de la venta de carburante. Como complemento, proponen una gestión más profesionalizada del negocio ofreciendo servicios como productos de primera necesidad, revistas, lavado de coches, cafetería o mecánica, entre otros. De esta manera, logran fidelizar a los clientes y retroalimentar la cadena de uso.

Rentabilidades del sector

El sector mueve rentabilidades que se sitúan entre el 6,5 y el 8%, pudiendo superarse esas cifras en zonas más expuestas a cambios, como la costa levantina. Siendo un mercado estable, competitivo y que arroja márgenes brutos por litro de combustible superiores a los de otros países de Europa (un promedio de 7ct más en gasolina y 6ct más en gasóleo), es natural que se encuentre en el punto de mira de muchos inversores.

La menor necesidad de financiación debida a la buena rentabilidad y la necesidad de especialización en la gestión de estos activos ha llevado a fondos de inversión y SOCIMI’s a interesarse por este tipo de producto. Entre ellos destaca Kingbook, primera SOCIMI especializada en gasolineras y que cotiza ya en MAB. Cuenta con una cartera de 57 estaciones de servicio “Petrocorner” repartidas por el país y lleva operativa desde agosto de 2014. Se encuentra participada al 100% por Allocate Inversiones, propietaria a su vez del 100% de Petrocorner, la “joint venture” creada a finales de 2014 entre la firma de capital riesgo estadounidense Avenue Capital y la británica JZ Capital.

Contacta para más información sobre los servicios ofertados por Gesvalt relacionados con el sector de asesoramiento e inversión en activos alternativos.

SERVICIOS RELACIONADOS
OTRAS NOTICIAS DE TU INTERÉS