Cerrar

LLÁMANOS: 900 802 862
Cerrar

Completa el siguiente formulario y un experto de nuestro equipo atenderá tu solicitud.

Te llamamos
ACTUALIDAD

Los activos intangibles suponen hasta el 85% del valor de las empresas

9 de agosto de 2021

Aquellas empresas que son intensivas en la protección de sus intangibles pagan salarios un 19% más altos y su capacidad de acceder a nuevos mercados aumenta hasta un 40%. Los activos intangibles se están convirtiendo en el vértice de los nuevos modelos de negocio.

Los activos intangibles suponen hasta el 85% del valor de las empresas

El actual contexto de transformación empresarial y social que vivimos está impulsando a muchas compañías a gestionar y valorar sus activos intangibles, una herramienta de generación de valor para los stakeholders y un elemento clave para fomentar estrategias de diferenciación. ¿Por qué debería una empresa saber más sobre sus intangibles? 

Mónica Castilla, Jefa del Área de Difusión, Comunicación y Relación con la Empresa en  OEPM; Roberto Guiñales, Responsable de Valoraciones Financieras en Gesvalt; Noelia Escobar, Responsable Institucional e Intangibles en Incotec; Gerardo Malvido, Research & Innovation Assessment – ISO 56002 Innovation Management TC expert en AENOR, moderados por Luis Martín Guirado, Director Corporativo de Desarrollo de Negocio de Gesvalt, han reflexionado sobre estas y otras cuestiones en el webinar “El valor de los activos intangibles como clave para la recuperación y transformación de las empresas” .

En él, Roberto Guiñales ha argumentado que la gestión adecuada de los intangibles va a permitir a las empresas diferenciarse, obtener una ventaja competitiva, generar una fuente alternativa  de ingresos si se sabe monetizar correctamente  y además puede convertirse en una herramienta de internacionalización de las empresas, dada su facilidad para escalar y exportar. También ha manifestado cuatro características que definen a los activos intangibles, desde un punto de vista económico: deben ser identificables, se debe poder reconocer la propiedad del activo, debe generar un beneficio (presente o futuro) y ese beneficio se debe poder cuantificar de manera razonable

 

Son ejemplos de este tipo de activos la propiedad intelectual, las marcas, patentes, software o secretos empresariales.

Por su parte, Mónica Castilla sostiene que la estrategia de protección debe estar alineada con el modelo de negocio y que una vez identificado el activo, se debe proteger aquello que es esencial para la supervivencia y la rentabilidad de la empresa. “Entre las muchas vías de protección encontramos la propiedad intelectual, la propiedad industrial, el secreto empresarial. Todo tiene que conducir a la puesta en valor en el mercado”. Y ha agregado que “una protección te da confianza en el mercado y atracción de inversores, factores que aumentan el posicionamiento y la capacidad de reputación de las empresas”.

La directiva de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) aportó interesantes datos de los últimos estudios de la oficina europea de patentes y de la oficina de propiedad intelectual de la UE. Estos informes señalan que aquellas empresas que son intensivas en la protección de sus activos intangibles por medio de la propiedad industrial, pagan salarios 19% más altos y además tienen un 68% más de ingresos por empleados, están generando más riqueza que aquellas que no están apostando por la protección de sus activos intangibles. Además aumentan su reputación casi en un 52%, el volumen de negocio crece hasta casi un 40% y la capacidad de acceder a nuevos mercados aumenta hasta un 40%.

¿Por qué las pymes se deben preocupar por los activos intangibles?

“Estamos en la era del intangible, del conocimiento. Es importante en el actual proceso de recuperación, el concepto de valor está ahí”, ha argumentado Noelia Escobar. La directiva ha remarcado que para la mayoría de las empresas, la contabilidad está obsoleta si no contemplan sus activos intangibles en los balances: “existe un gap muy importante entre lo que está en la contabilidad y realmente el valor que reconoce el mercado frente a una transacción”.

Gerardo Malvido ha ampliado esta reflexión, respecto a la gestión eficaz de los activos: “debe considerarse como una inversión a largo plazo que puede generar beneficios financieros y oportunidades de negocio, una visión que debe convivir con estrategias de corto plazo derivadas de cambios en el contexto competitivo, social y como estamos viendo recientemente sanitario”. Además, el directivo ha indicado que el primer paso para una empresa que decida apostar por los activos intangibles derivados de la I+D+I es la de realizar un inventario de los activos intangibles  (en la mayoría de los casos circunscritos a aquellos registrados como patente, modelo de utilidad, diseño, marca, etc.) quedando el resto de “palancas” de generación de valor sin identificar, como son por ejemplo el conocimiento generado en Proyectos de I+D+i, las redes de colaboración, las alianzas con proveedores, y otros.

Luis Martín Guirado ha explicado que la situación actual pone de manifiesto el hecho de que aquellas compañías que sepan gestionar sus activos intangibles, serán capaces de generar valor a medio y largo plazo para sus clientes, empleados, accionistas y para la sociedad en general. Precisamente, ha señalado que los activos intangibles suponen hasta el 85% del valor de las empresas.

Categorías

Etiquetas
OTRAS NOTICIAS DE LA MISMA CATEGORÍA