Cerrar

LLÁMANOS: 900 802 862
Cerrar

Completa el siguiente formulario y un experto de nuestro equipo atenderá tu solicitud.

Menu mobile Gesvalt | Consultoría, Valoración, Tasación Inmobiliaria Escíbenos Te llamamos
SOLICITAR TASACIÓN
Te llamamos

Los criterios ESG en la valoración de empresas

28 de noviembre de 2022

El creciente apetito por la inversión sostenible y los requisitos reglamentarios más estrictos están impulsando la apuesta por evaluar el desempeño de las empresas en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Los criterios ESG en la valoración de empresas

La mayoría de los inversores se están moviendo hacia una evaluación ESG más rigurosa en sus decisiones. Así, la demanda de incorporar estos factores sostenibles en el marco de la valoración de empresas está cobrando un impulso sin precedentes, y está resultando todo un desafío para los profesionales del sector.

Los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) son aspectos no financieros cada vez más relevantes a tener presentes en la evaluación de los resultados de una empresa.

Estos análisis dentro del proceso de inversión contemplan conceptos como la mitigación y adaptación al cambio climático, la preservación de la biodiversidad, la prevención de la contaminación o la economía circular. Asimismo, recogen cuestiones relativas a los derechos, el bienestar y los intereses de las personas y comunidades, o de gobernanza, como la gestión y supervisión de empresas y otras entidades participadas, entre otras.

Se espera que esta tendencia se vea favorecida e impulsada por los cambios legislativos y una mayor concienciación por parte de los inversores.

Criterios ESG en la valoración de empresas

Con el apoyo de las Naciones Unidas, los Principios para la Inversión Responsable (PRI) promueven la incorporación de las cuestiones ESG en las prácticas de inversión y las políticas de las empresas.

Desde una perspectiva de valoración de empresas, los enfoques tradicionales se inclinan más por indicadores y métricas financieras, dejando de lado los impactos ESG en la creación o deterioro del valor a largo plazo.

Por lo tanto, establecer un enfoque sistemático para integrar los factores ESG en el cálculo del valor razonable es de suma importancia para optimizar la estrategia de inversión.

Algunos aspectos que no debemos perder de vista ante una valoración de empresa

Rendimiento. Los factores ESG representan uno de los componentes fundamentales para determinar las perspectivas a largo plazo y el rendimiento financiero de una empresa. 

Las empresas con mejores resultados en materia de ESG están asociadas con menores riesgos y mayores rendimientos.

Imagen de marca. La apuesta sostenible tiene un impacto positivo en atributos como la reputación e imagen de marca, e incluso, las ventas.

Perspectivas. Financiación. Unas malas prácticas ESG pueden mermar el valor de los activos y limitar el acceso a su financiación.

Normativa. Las empresas con altas emisiones pueden sufrir un mayor coste operativo ante el endurecimiento de la normativa medioambiental.

Por estas razones, los factores ESG se pueden considerar un elemento complementario para los inversores porque proporcionan un nivel adicional de evaluación y mitigación de riesgos, que puede traducirse en rentabilidades más sólidas y sostenibles en el tiempo.

EINF (estados de información no financiera): que analizan los inversores

El EINF es un reporte que aporta información sobre cuestiones medioambientales, laborales, de personal y derechos humanos, corrupción y soborno y sostenibilidad. A través de ellas, las compañías comunican cómo obtienen sus beneficios y de qué modo impactan sus actividades en la sociedad y en su entorno.

Hasta ahora, los informes de naturaleza exclusivamente financiera han tenido un mayor peso en la decisión de inversión. Pero esto está cambiando. Para cumplir con las expectativas de los inversores, las empresas comienzan a unificar el desempeño financiero y no financiero con el objetivo de aportar una visión integral de cómo planean crear, medir y comunicar valor a largo plazo.

Podría decirse que al análisis del binomio tradicional rentabilidad-riesgo, habría que añadir un tercer vértice representado por el impacto sostenible.

Existe un gran apetito de los inversores por un marco formal que permita a las empresas medir y comunicar el valor intangible, de modo que puedan evaluar su estrategia de creación de valor a largo plazo. Los informes EINF proporcionan datos no financieros estandarizados y rigurosos para respaldar el enfoque de evaluación ESG por parte de los inversores, gracias a métricas robustas que califican y evalúan las actividades de la empresa conforme con criterios ambientales, de gobierno y sociales.

Cómo puede ayudar Gesvalt

Nuestros expertos pueden ayudar a conectar la información financiera y ESG en la elaboración de informes corporativos mejorados.

Gesvalt cuenta con una división dedicada al área sostenible, con servicios vinculados a la financiación verde o certificaciones, venta de activos de compañías inmobiliarias, estudios medioambientales o nuevos requerimientos normativos, y está orientada a cubrir las necesidades de las empresas y administraciones, que necesitan acreditar su actividad como sostenible.

 
Categorías

Etiquetas
OTRAS NOTICIAS DE LA MISMA CATEGORÍA